Nueva Normativa Aparatos Climatización

Los aparatos de climatización o bombas de calor que compramos para su instalación en nuestros hogares vienen precargados con un gas refrigerante, siendo este un gas fluorado de efecto invernadero (en mayor o menor medida en función del gas).

El objetivo de la regulación relativa a los gases fluorados es controlar la contribución de sus emisiones al cambio climático debido, por un lado a su Potencial de Agotamiento de la Capa de Ozono (PAO) y por otro a su Potencial de Calentamiento Atmosférico (PCA).

Con entrada en  vigor desde enero de 2018, el Real Decreto 115/2017, entre otros, establece unas obligaciones específicas  relativas a la distribución, comercialización y titularidad de los fluidos y equipos basados en ellos (aparatos de climatización para uso doméstico por ejemplo).

Es de aplicación para distribuidores de gases fluorados y de equipos y productos basados en ellos(aparatos de climatización, p.e.), así como al personal que realice ciertas actividades relacionadas con estos gases, a los titulares de los distintos tipos de instalaciones, a los comercializadores y a las empresas instaladoras y mantenedoras.

En su artículo 9, apartado 8, se desarrolla  la obligatoriedad de que los aparatos o equipos precargados de refrigeración, aire acondicionado y bombas de calor que no estén herméticamente sellados y que estén cargados con gases fluorados de efecto invernadero solo podrán venderse al usuario final cuando se aporten pruebas de que la instalación será realizada por una empresa habilitada.

Para ello el comercializador del aparato (vendedor)  deberá informar de esta obligación legal al comprador (usuario final-cliente)  a través del documento que aparece en el Anexo VI, parte A*  del nuevo R.D. 115/2017 ,  pudiendo  facilitar un listado de empresas habilitadas o bien registros electrónicos o bases de datos existentes que recojan las empresas habilitadas para su instalación.

   Además  El comercializador  también está obligado a entregar al comprador dos ejemplares del documento que aparece en el Anexo VI, parte B*  del citado reglamento en el que declara que ha informado al comprador de la obligación de instalar el equipo a través de una empresa habilitada.